¿Qué es un Trastorno de pánico?

Los trastornos de pánico están clasificados dentro de los trastornos de ansiedad. Se trata de la presencia de episodios de miedo o ansiedad intensos que ocurren de manera repentina, y sin estímulo externo que lo provoque, los cuales se dan en la mayoría del ocasiones en lugares donde no existe el mínimo peligro real, por ejemplo, en el sofá de su casa.

Durante un ataque de pánico la persona sufre una serie de sensaciones físicas de gran malestar tales como taquicardias, dolor u opresión en el pecho, temblores, sudoración, sensación de ahogo o falta de aire, mareos, sensación de desmayo, entre otros. Se caracteriza por una pérdida de control, por una sensación de muerte o fatalidad inminente, por el miedo  a volverse loco y por la preocupación intensa a que esa situación se repita.

Es frecuente que las personas que han sufrido una crisis o ataque de pánico sientan que su vida está limitada, ya que pueden llegar a estar totalmente condicionadas por la ansiedad, la cual interfiere en su calidad de vida, afectando a las diferentes áreas de su vida, personal, social, sentimental o laboral. En ocasiones, un trastorno de pánico puede derivar en otros trastornos como la agorafobia, es decir, el miedo intenso en aquellos contextos fuera de su zona de confort, bien en espacios abiertos o cerrados, donde en caso que sucediera algo no hubiera fácil escapatoria.

En cuanto al tratamiento las recomendaciones actuales se basan en la combinación de psicofarmacos y terapia cognitivo-conductual, la cual ha demostrado ser la más efectiva en este tipo de trastornos.

Si te sientes identificado, no dudes en ponerte en contacto conmigo, el primer paso es el más difícil pero es el que te cambiará la vida.
Contacta conmigo