“Si cierras por fuera, no me dejes dentro”

Claustrofobia

La Claustrofobia es una fobia específica, clasificada dentro de los trastornos de ansiedad. Se trata del temor intenso e irracional a quedarse atrapado en espacios cerrados o que limitan el movimiento de la persona, por lo que se suelen evitar los ascensores, túneles, transporte público como el tren o metro, habitaciones pequeñas, espacios con multitud de gente, etc.

Además el temor no solo se centra en el espacio cerrado en sí mismo, sino en lo que podría ocurrir dentro de ese espacio, a las posibles consecuencias negativas como a la falta de aire o asfixia por no haber suficiente aire en ese lugar.

Las personas que sufren claustrofobia ven su vida limitada, por el gran malestar emocional que genera este tipo de situaciones. Como ante cualquier fobia, la tendencia es la evitación. Las personas pueden rechazar un empleo por la incapacidad de viajar en tren o en coche durante periodos relativamente largos, pueden evitar ir al cine con su pareja por el malestar que sienten cuando se encuentran en una sala oscura, o bien, pueden rechazar someterse a un TAC.

En resumen, las personas con claustrofobia presentan los siguientes síntomas:

  • Ansiedad extrema y miedo ante la presencia o imaginación del estímulo fóbico.
  • Conductas de evitación.
  • Pensamientos de que la persona se va a quedar sin aire.
  • Pensamientos de muerte inminente.
  • Hiperventilación.
  • Sudoración.
  • Taquicardias.
  • Temblores.
  • Dolor u opresión en el pecho.
  • Aturdimiento, náuseas, mareo y dolores de cabeza.
Si te sientes identificado, no dudes en ponerte en contacto conmigo, el primer paso es el más difícil pero es el que te cambiará la vida.
Contacta conmigo